We are Diabecarp

Trabajamos en reducir el impacto de la diabetes.

Matias Carpintini
Founder & CEO
Facundo Momigliano
Co-Founder & CMO
Maximiliano Murieda
Head of sales
Cecilia Pazos
Nutricionista
Angel Rodriguez
FullStack Dev.
SaĂşl Ochoa
FullStack Dev.
Anibal Marquez
FullStack Dev.

Nuestra historia

Este proyecto nació un 12 de Febrero del 2018. Yo tenía unos 15 años, hace un tiempo había comenzado a programar. Hasta darme cuenta que trabajar para alguien más no era lo que más me motivaba. Quería trabajar en mis propios sueños, eso lo tenía claro. Lo que no tenía tan claro era en qué específicamente, tenía que tener una misión que me mueva y ser súper escalable…

Desde más chico organizaba hackathons online, hasta que llegó la hora de uno más. El chiste era resolver problemas, crear algo nuevo, diferente. Mi viejo tiene Diabetes Tipo 1, y mi hermano también, por lo que la enfermedad era algo super normalizado para mi.

Buscando una idea para llevar a cabo en el evento, noté que ellos aún llevaban todo el registro de sus glucemias, actividad física y demás datos relevantes en una libreta. El control era obligatorio, esto se compartía con el médico en la consulta, y sobre eso se tomaban decisiones importantes. El proceso era muy ineficiente y tedioso. Uno puede olvidar registrar, mentir, o lo que sea.

Como se pueden imaginar, la idea inicial fue desarrollar una app que haga de este proceso algo más llevadero, fin. No había mucho tiempo, solo 3 días de puro código y, terminamos siendo 2 en un team inicial de 6… Lo que pasó después fue tan normal como en otros eventos del estilo, no llegabamos a terminarlo, el otro dev no estaba interesado en llevarlo adelante y, finalmente desarrollamos otra idea.

Definitivamente con algo me había quedado…

Meses después, estaba terminando varios proyectos como freelancer, y antes de salir a tomar otros, regresó la idea de ese hackathon. Me lanzo a crear un MVP (Producto Mínimo Viable). 2 semanas después tenía una web-app lista. Valido la idea con comunidades en las que ya me encontraba. El feedback fue duro, la app no era usable, obvio existen otras opciones y yo estaba super early como para dar un diferenciador y canalizar dicha idea en un gran negocio, algo con el potencial de llegar a las manos todos. Pero había descubierto algo, podía automatizar la recomendación de dosis de insulina en una simple calculadora de bolo. Esto ya tenía un mejor olor.

Tomo las variables básicas, mejoro UI/UX, conecto todo a una base de datos de alimentos (para un buscador dentro de la app) y lanzo otra vez. El usuario solo debía buscar lo que iba a comer, su nivel de glucemia actual y, la app se encargaba del resto. Al mismo tiempo, creo un blog y otro módulo de recetas.

No mucho después, el boom inicial de un lanzamiento (gracias a influencers, FB Ads, etc) había dejado números difíciles de sostener… Malabareando con el desarrollo, contenido y demás, llego a un punto donde se me hace difícil seguir adelante. Estaba en un bache.

En ese momento, me urgía delegar la parte de content. No era lo que más me gustaba y, me quitaba 60% del tiempo. Después de analizar varias opciones, decidí hablar con Joaquín Castañeira (ex CMO de Diabecarp). Vivíamos a solo cuadras de distancia, fuimos juntos al colegio y, resulta que los objetivos a largo plazo parecían ligeramente alineados. Nos reunimos en un café y, después de charlar por un rato le acerco la oferta. No lo dudó. Al día siguiente ya no me encargaba del contenido. Por lo que ahora, estaba más enfocado en lo que me interesaba. El algoritmo, la herramienta.

No pasó mucho tiempo hasta que tuvimos que frenar por completo todo el proyecto. Emprender duele. En ese momento sentía que había perdido un hijo. Las razones fueron muchas, cuestiones personales, técnicas, y otras cosas externas que nos limitaban a ambos.

Keep looking forward…

Invierno 2019, tocaba organizar otro hackathon (2 ediciones al año). El evento era cada vez más grande (a nivel de participantes al menos), y por lo tanto se hacía complejo llevar todo entre 3 personas (normalmente lo organizaba con otros 2 amigos). Decidí invitar a Joaco y Diego, lo encaramos juntos. Hacía rato que no hablábamos, y lo de Diabecarp surgió. Cuando lo más difícil, eso que nos había frenado, parecía haber pasado. Termina el evento.

Días después, en medio de clases me llega un email de 500 Startups, el batch 11 estaba a la vuelta de la esquina. Yo había aplicado en Batch 10. Era lo último que faltaba. Salgo de clases decidido, al salón de al lado, donde estaba Joaco. Le digo que Diabecarp estaba de vuelta. No importaba nada.

El mismo día contraté a un diseñador para la nueva imagen de marca. No éramos los mismos, y tenía que saberse.

El 10 de Agosto comenzamos a trabajar. Teníamos como objetivo lanzar todo eso que más nos había funcionado, en 1 mes. Días antes de la fecha, pensamos que era buena idea contactar a los medios. Una entrevista lleva a la otra, y en unas 2 semanas habíamos salido en cual radio había a unos 300–600 km a la redonda. Diarios, eventos y hasta un canal de TV. 20 de Septiembre fue el lanzamiento. El ruido que se generó fue muy loco.

Pasa el tiempo, nos mudamos a Buenos Aires y días de estar ahí tuve una call que lo cambiaría todo. Los detalles no importan, el punto es que, más allá que la idea tenía algo de tracción, no era viable a largo plazo, no estábamos generando dinero, y para hacer las cosas en escala, primero tiene que ser un buen negocio. Es así que damos un pivot a B2B.

El cambio fue tan brusco y rápido, que hasta el equipo entero se sacudió. Teníamos que recortar todo una vez más, enfocarnos otra vez en lo que mejor nos funciona, y mejor podía funcionar a nuestro nuevo cliente. La misión siguió y seguirá siendo la misma, hacer de tu vida con diabetes más fácil. En ese momento estaba hablando con Facundo Momigliano (actual CMO), un gran amigo y ex fundador de una plaforma similar. Me hacía mucho sentido que sea parte, y así sucedió, tal cual como con Joaquín, un café y manos a la obra.

Con este nuevo pivot, una de las cosas en las que ya no nos enfocaríamos es la generación de contenido. En una reunión del nuevo equipo, discutimos por los nuevos roles, y Joaquín decide que no tiene mucho más para aportar en esta nueva versión de lo que hoy somos. Recuerdan cuando dije que emprender duele? Ahí estaba de nuevo. Pero saben qué? Esto es más fuerte que nosotros. Comenzamos a construir una vez más, sobre las mismas bases, pero más fuertes que nunca.

Hoy, 2 meses después, sucedieron tantas cosas que no alcanzaría a resumirlo en menos de lo que te duermes leyendo este artículo.

Para terminar, quiero que se queden con lo siguiente:

Si tu sueño no te quita el sueño, quizá ese sueño no sea lo suficientemente grande. Trabaja en lo que amas, solo tienes una vida.

Será difícil, lo sé, pero, nada que valga verdaderamente la pena es fácil de conseguir. Y esa es, quizá, la mejor parte. Eso es lo que lo hace tan especial, tan exclusivo.

Ten el cuenta que el tiempo pasará de todas formas… El que se arriesgó, y el que no, terminan en el mismo lugar.

Créetela, y sigue adelante. Criticarán de todas formas. Te dirán loco, dirán que pierdes el tiempo, o que busques un trabajo de verdad. Dirán que no naciste en la familia correcta, el lugar adecuado, que no es momento, dirán que no eres lo suficientemente inteligente pero, la única realidad es la que tu crees.

Play your own game, put in the fucking work and, enjoy the journey.

#TomaElControlDeTuDiabetes